Follow us on Twitter

Con ganas de acabar 

Senior B 
1
Olivo de Coslada 
5

Jornada 29 - 17/05/2015

El equipo necesita vacaciones para rearmarse... sobretodo anímicamente 

Penúltimo partido del Filial Celeste que se saldó con derrota para los nuestros en uno de esos partidos de final de temporada marcados por el asfixiante calor. Además de eso, el equipo se presentaba con lo justo y casi sin ello. Convocatoria de 12 con Dani en su lesión habitual y varios jugadores en “Low Battery” antes de empezar. Por último, hubo que hacer algunos ajustes de posición: nos presentamos sin el portero habitual, sin los laterales y más bajas en el centro de la defensa.

Los primeros 45 minutos tuvimos la oportunidad de acabar mejor que con el 0-3 que finalizó. El 0-1 en el minuto 21 pudo ser empatado poco después en un 1x1 de Borja. El calor y el cansancio hizo que soltáramos las riendas y nos lleváramos otros dos goles en el tramo final: minutos 39 y 40. Una vez más gestionamos mal los minutos finales.

La segunda mitad acabó con un 1-2 más interesante. Jugamos más cansados pero generamos hasta tres ocasiones en los primeros compases y logramos el gol de penalti de Manu en el 83.

Está siendo un final de temporada poco deseable. Las derrotas continuas han minado la actitud de algunos jugadores en lugar de espolearles y en el campo pesan demasiado los fallos arriba y los goles que encajamos.

Cada partido que jugamos concluimos, salvo excepciones, que el equipo no hace las cosas mal. El planteamiento defensivo y ofensivo es el adecuado, los jugadores tienen mimbres para rendir, etc. El Problema del Senior B en esta campaña es complejo, son varias cuestiones las que nos mantienen con una victoria y un empate en 29 partidos.

No hemos entendido nuestra realidad. Somos un equipo muy diferente al resto. No entrenar penaliza, pero es peor no tener la humildad de reconocer que somos limitados físicamente. Necesitamos que los 11 y los cambios estemos en perfecta coordinación.

Algunos jugadores son demasiado negativos. La desconexión de uno de los 11 hace que se rompa nuestra fortaleza: el bloque. Y ante esa brecha nos descolocamos y nos llegan con facilidad.

Falta reacción. Atrás para decir rápido y bien qué hacer con la línea defensiva o con una salida de balón o con el rival que se desmarca o con una balón largo a la espalda. En medio nos cuesta entender la forma de defender en “espera activa”: nos precipitamos en salir o esperamos estáticos. Arriba parece como si esperásemos que el rival nos abra la defensa sin más o que el portero deje entrar cada tiro que hacemos.

No escuchamos lo que se nos dice… algunos. Pero como ya hemos dicho, basta que uno no atienda al ajuste de posición que se le pide y que otro no cambie su ánimo cuando se le dice para que nos desajustemos y el rival encuentre un espacio.

Nos queda el último partido y esperamos que la convocatoria sea nutrida en número y posiciones. Esperamos que la hora del partido nos haga responsables en el descanso. Esperamos que todos los jugadores jueguen unidos en la actitud y en el esquema.